Web Oficial de la Semana Santa de Toledo

Jueves Santo

Vivo sin vivir en mí,
y de tal manera espero,
que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de mí
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí;
cuando el corazón le di
puse en él este letrero:
que muero porque no muero.

Esta divina prisión
del amor con que yo vivo
ha hecho a Dios mi cautivo,
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a Dios mi prisionero,
que muero porque no muero.
¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel, estos hierros
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida
me causa dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué vida tan amarga
do no se goza el Señor!
Porque si es dulce el amor,
no lo es la esperanza larga.
Quíteme Dios esta carga,
más pesada que el acero,
que muero porque no muero

Santa Teresa de Jesús

Liturgia:

El dicho popular afirma que es uno de los jueves del año que relumbra más que el sol, Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión. Es un día embriagador y desbordante por los grandes mis¬terios que celebramos y actualizamos sacramentalmente. Además del sobrecogedor drama de la Pasión de Jesucristo, que se inicia con sus hechos, signos y el impresionantes Sermón de la Cena; este día, Cristo, instituye la sagrada Eucaristía, el Sacerdocio y el Mandamiento nuevo, que nos entrega como el mejor tesoro para nuestras vidas.

El telón de fondo de toda la liturgia es la Cruz redentora, que nos da los ubérrimos frutos pascuales. La oración colecta se centra en la memorable Cena del Señor, de la que surge el banquete de amor y se consuma la nueva v eterna Alianza de Dios con el hombre, siendo prolongación de su sacrificio en la Cruz.

La primera lectura, del libro del Éxodo, nos narra la his¬toria de la pascua judía, la cual celebra Jesús con sus discípulos y que es signo y figura bíblica de la Pascua cristiana. Rebosa de sentido y doctrina, uniendo el Antiguo Testamento con el Nuevo. Así palpamos que el Nuevo Testamento está latente en el Antiguo y está patente en el Nuevo. Jesucristo es el protagonista, el Caudillo, el Señor, el Mesías, el Salvador, Redentor y razón de toda la Historia de la Salvación, que se centra y culmina en Él como expresión de Dios en la Escritura.

La Eucaristía

Jesús la instituye en el pórtico de su Pasión, en la Cena pascual con sus discípulos. Así nos manifiesta que la Eucaristía es la suprema expresión de amor y entrega, como prolongación y actualización de su Pasión y Muerte. Es decirnos: Como demuestro mi amor sin límites en mi dolorosa pasión y muerte, así os amo siempre, eternamente.

Narra el Evangelio: Cuando llegó la hora se sentó a la mesa y los apóstoles con Él y les dijo:”Ardientemente he deseado comer esta Pascua con vosotros, antes de padecer, porque os digo que ya no la volveré a comer hasta que se cumpla en el reino de Dios”(Lc 22, 14-16). Es evidente que Jesús deseó ardientemente y eternamente este momento, en el cual iba a realizar el mayor de todos los milagros ¡la institución de la Eucaristía! Para ello, puso toda su omnipotencia al servicio del amor.

Es el mayor de todos los sacramentos, por contener al Autor de los mismos. Lógicamente todos los sacramentos hacen referencia a la Eucaristía. Por ser prolongación y actualización del misterio de la Cruz, la Eucaristía es la suprema humillación de Jesucristo, mayor aún que en la Cruz. Allí tenia figura de algo, aunque fuese una piltrafa humana, “el oprobio de la gente y el desecho de la plebe, ante el que se ocultan los rostros, despreciado y desestimado” como lo presenta Isaías. En la Eucaristía, ni eso, es una cosa, un trocito de pan ácimo a los pies de todos. “¿Que más pude hacer por ti que no hiciese? nos repite el Señor por el Profeta.

Jamás olvidemos que la Eucaristía es Comida, Sacrificio y Presencia del Señor Jesús resucitado entre nosotros, hasta el final de los siglos.

Sacerdocio Ministerial

Jesús instituye el sacerdocio para la realización de la Eucaristía, como prolongación de la misma, para que se celebre y administre entre nosotros, para que tengamos la certeza del perdón de los pecados y para que sean los pastores que nos conducen a los pastos del Cielo. Jesús es el sumo y eterno sacerdote, es decir, el que une los hombres con Dios y ése es el sacerdocio que instituye. Así sentiremos su cercanía, presencia y eficacia por medio de algunos “escogidos de entre los mismos hombres” y que son consagrados con el Orden sacerdotal. El ministerio ordenado o sacerdocio ministerial está al servicio del sacerdocio bautismal, que poseemos todos los bautizados. Ellos nos garantizan los sacramentos, nos aseguran la salvación, nos pastorean como representantes y prolongación del Obispo diocesano, nuestro Pastor propio y referente eclesial. Debemos amar mucho a los sacerdotes, rezar por ellos, ayudarles y acogerles, por ser representantes inmediatos de Jesucristo entre nosotros y en la comunidad.

El Mandamiento Nuevo

El Jueves Santo también nos da el Mandamiento Nuevo o supremo: “Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también unos a otros. En esto conocerán que sois discípulos míos: si os amáis unos a otros” (Jn 13, 34-35).

El amor, o caridad, es la regla de oro del cristianismo, porque no existe mandamiento más supremo e importante.” La Ley entera queda cumplida con este sólo mandamiento”(Gól 5,14). Es el vínculo de la perfección. Al atardecer de nuestra existencia en la tierra, nos examinarán en el amor, afirma San Juan de la Cruz (Cf Mt 25, 31-46).

Procesiones


Imagen. LA ORACIÓN EN EL HUERTO

procesiones/procesion_13/imagen_13/reducidas/4.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_13/reducidas/3.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_13/reducidas/1.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_13/reducidas/2.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar

Paso de escena. Obra de imaginería, de cuatro esculturas talladas en madera de pino policromadas, del escultor toledano D. Luis Martín de Vidales.


Imagen. CRISTO AMARRADO A LA COLUMNA

procesiones/procesion_13/imagen_14/reducidas/3.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_14/reducidas/1.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_14/reducidas/2.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_14/reducidas/5.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar

Talla de Juan de Guas, del siglo XVI, en madera policromada, perteneciente a la parroquia de San Justo y Pastor


Imagen. NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO

procesiones/procesion_13/imagen_15/reducidas/4.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_15/reducidas/3.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_15/reducidas/1.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_15/reducidas/2.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar

Talla de autor anónimo, del siglo XVIII en madera policromada, que pertenece a la parroquia de Santo Tomé.


Imagen. SANTÍSIMO CRISTO DE LA AGONÍA

procesiones/procesion_13/imagen_16/reducidas/4.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_16/reducidas/3.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_16/reducidas/1.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_16/reducidas/2.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar

Talla anónima de la segunda mitad del siglo XVI en madera pintada y estofada. Pertenece a la parroquia de San Nicolás de Bari y se encuentra depositada en el Museo de Santa Cruz.


Imagen. VIRGEN DEL AMPARO

procesiones/procesion_13/imagen_12/reducidas/3.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_12/reducidas/1.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_13/imagen_12/reducidas/2.jpg
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar

Imagen de canastilla. Madera policromada, realizada por el escultor toledano Cecilio Vejar y restaurada por Enrique Toledo Brazal en el año 2001.

Itinerario:


Contacto

junta de cofradías
Junta de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Toledo

Bajada de San Sebastián, 7.
C.P.: 45002 Toledo
Email: info@semanasantatoledo.com